986 955 001

Escoger una buena alarma es muy importante ya que la seguridad de personas y bienes no es ningún juego. Por ello, desde  cubesystem vamos a guiarte para que elijas sabiamente la alarma que mejor te conviene.

elegir alarma vigo pontevedra

Errores comunes

  1. Dejarse seducir por las compañías más conocidas.

¿Dónde comerás mejor? ¿En un restaurante o en una popular franquicia de comida rápida? Que una compañía sea muy conocida y veamos sus placas por todas partes, no quiere decir que sea la mejor, sino que posiblemente su campaña de marketing sea muy eficiente y agresiva.

  1. No informarse
Cuando se compra una casa o un coche, lo habitual es buscar las diferentes opciones que más se encajen a nuestros requerimientos, y entre ellas sopesar las prestaciones, costes, cuotas, etc.
Es importante comparar aquellos elementos comunes. Por ejemplo los detectores con imagen para la videoverificación. No es lo mismo que se envíe un vídeo de X segundos con buena calidad, que una secuencia de X fotografías en las que prácticamente no se aprecia nada.
  1. Alarmas “Do It Yourself”

El riesgo que corremos con una alarma montada por nosotros mismos o por una persona no cualificada, es que el sistema no sea lo suficientemente eficiente o cuente con puntos vulnerables que provoquen una brecha grave de seguridad.

Una alarma debe ser siempre instalada por un profesional.

La alarma ha de cumplir las normativas vigentes de Certificación Grado II, así como contar con támper de seguridad y estar siempre protegida por un detector inmediato. Además, el técnico contará con la cualificación necesaria para determinar rápidamente las mejores ubicaciones para los elementos del sistema (panel, detectores, sensores, etc.)
Un técnico cualificado tiene el deber profesional de asesorarnos sobre la mejor configuración para nuestro hogar o empresa, a fin de que la instalación sea lo más segura posible.
  1. Paneles de Alarma Móviles
El panel central de una alarma ha de estar siempre fijado a la pared, al igual que el resto de dispositivos que conforman el sistema.
Si el panel no se ancla a la pared, la cobertura inalámbrica con los detectores (Una alarma cableada nunca podría estar sin fijar), fluctuaría incluso llegando a perder señal.
Por tanto,  el panel central debe estar siempre anclado a la pared y estar protegido por un detector inmediato. De esta forma si lo quieren sabotear, siempre nos llegará la comunicación.
  1. Alarmas infalibles
Es muy importante leerse bien el contrato e informarse ante un cuerpo o fuerza del estado. El mejor consejo en este sentido es informarse y escoger un sistema que cuente con más de una vía de comunicación y al menos una de estas vías de comunicación debería ser cableada.
De esta forma, en caso de inhibición (incluso de la señal GPRS), la comunicación permanecería activa como para avisar de la inhibición.
  1. Alarma con Vigilante
Unas compañías lo llaman vigilante, en otros casos custodia. Son varias las que ofrecen este servicio pero… ¿Es realmente un vigilante o es un auxiliar? y lo no menos importante, ¿Qué medios tiene este auxiliar para verificar el estado del inmueble?
A partir de aquí las preguntas surgen prácticamente solas:
¿Con cuántos vigilantes cuenta la empresa en la zona? ¿A qué distancia se encuentran de guardia? ¿Se les ha facilitado una copia de las llaves de la vivienda o negocio en un sobre precintado? Si no es así ¿Cómo van a inspeccionar la instalación si la puerta está cerrada? ¿Sabías que aún con las llaves no pueden acceder al inmueble sin presencia policial? ¿Puede cometer un allanamiento de morada?
Ahora que estas preguntas te hacen reflexionar, ¿Estás seguro de que sigues queriendo pagar por un servicio que no te están prestando?
  1. Ahorrar en detección
El séptimo error, pero no menos importante es escatimar en medios de detección. Por ahorrarnos unos pocos euros y actuando en contra del asesoramiento de un profesional, puedes haber decidido no instalar un detector aquí o una cámara allí, dejando así un punto débil en la seguridad del inmueble.
Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil. En el caso de un sistema de seguridad el factor humano es el más débil de los eslabones, especialmente si no se informa lo suficiente para elegir un sistema adecuado y adaptado a sus necesidades reales.

.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Don`t copy text!

Te llamamos GRATIS

Te llamamos




O llámanos al 986 955 001