La ecuación de una buena alarma en seguridad es muy simple. Lógicamente, cuanto antes se detecte una intrusión u ocupación, más tiempo de reacción tendrán propietarios y policía, y menos los delincuentes para instalarse. Por este motivo y entre los distintos tipos de alarma existentes en el mercado, en Cube System apuestan por las Homologadas de Grado II de autogestión sin cautividad, para seguridad residencial y empresas. Un tipo de alarma de intrusión y ocupación que sirve para detectar, avisar y comunicar que ha ocurrido un hecho: “La diferencia con respecto a otros sistemas radica en que es el propietario el primero en saber lo que ocurre en su hogar o negocio. Esto permite ganar tiempo al avisar a la policía, prescindiendo de intermediarios. La alarma llama directamente al propietario”, describe e insiste una vez más en la inmediatez desde Cube System, cuyos productos permiten que el propietario reciba una notificación en 0.14ms, prácticamente en tiempo real. Este modelo de autogestión es escalable y se puede conectar a más de 100 Centrales Receptoras de Alarma (CRA) si el cliente lo desea.Detección anticipada y cámaras con grabaciones como elemento probatorio. En definitiva, nuestro modelo de autogestión, es un sistema que aporta seguridad, eficiencia e independencia al usuario en su uso”, se despide el propietario de Cube System, que aporta la garantía de por vida en todos sus sistemas mediante verificación notarial.