986 955 001

Muchas innovaciones tecnológicas prometedoras no se han llegado a implantar por este mal silencioso que aqueja a la sociedad mundial.

La ciencia y la tecnología realizan a diario miles de nuevas ideas y conceptos. Grandes proyectos muy prometedores, incluso a nivel comercial, se han quedado en nada debido a la propia naturaleza humana.

La principal causa es la resistencia al cambio. El ser humano tiende a estancarse en una zona de confort, de la que una vez acomodado le cuesta mucho salir, tanto que ni siquiera se plantea seguir, a no ser que una fuerte moda y una impresionante campaña de marketing lo arrastre al cambio.

Como decíamos, muchos y muy prometedores proyectos se han quedado en nada, y no por que las empresas que lo llevaban a cabo fuesen pequeñas o contasen con poco presupuesto, ni porque no contasen con el apoyo de fuentes de conocimiento externas que les ayudasen en el desarrollo de una nueva tecnología.

Un ejemplo lo tenemos en un proyecto que la casa finlandesa Nokia tenía hace 10 años nada menos. ¿Llegaste a saber del proyecto Nokia Morph? Nokia no es precisamente una compañía sin presupuesto y contaban con el apoyo en investigación nanotecnológica de la Universidad de Cambridge.

El Nokia Morph prometía cambiar totalmente el concepto de teléfono. Un sistema basado en pura nanotecnología, plano, plegable, flexible y semitransparente.

Por si fuera poco era waterproof y se limpiaba solo, se cargaba con luz solar y podía cambiar su color y textura para conjuntar con lo que llevases puesto en cada momento.

[wds id=”3″]

La causa por la que este proyecto no siguió adelante se desconoce, a pesar de que se prometía que en 7 años esta tecnología se estuviese implantando en el mercado (es decir hace 3). Quizás la causa fue la resistencia al cambio por parte de la propia compañía, que se encontraría con terminales más resistentes y duraderos, algo que iría en contra con la mentalidad consumista basada en la Obsolescencia Programada a la que ya nos tienen acostumbrados.

Que proyectos como el de Nokia Morph no hayan seguido adelante, sin duda repercuten en el avance tecnológico en otros campos. En el caso del Nokia Morph, su tecnología podría llegar a aplicarse a muchos otros aspectos de la vida cotidiana. Imagina por ejemplo que la chapa de tu coche está construida con la misma nanotecnología que prometía Nokia Morph. Podrías cambiar de color de coche cuando te apeteciese, incluso cambiar su forma exterior o incluso ese pequeño encontronazo con la columna de tu garaje se repararía sólo. ¿Imaginas que tu coche repeliese la suciedad y que cargase su batería estando al sol?

Ahora imagina las posibilidades en otros aspectos de tu vida cotidiana. Cambia coche por encimera de tu cocina, ropa y lo que se te ocurra.

Como reflexión final, invitamos a todo el mundo a reflexionar por que se resisten a cambiar tecnologías obsoletas para adoptar los nuevos avances que la tecnología y la ciencia nos puede ofrecer. Puedes visualizar el vídeo del teléfono Nokia Morph en YouTube.

­­­­­­­­­

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Don`t copy text!

Te llamamos GRATIS

Te llamamos



O llámanos al 986 955 001