986 955 001


los 8 riesgos de instalar alarmas DIY

 

Los 8 Grandes Riesgos de las Alarmas DIY

1.      ¿LA ALARMA CUMPLE LA HOMOLOGACIÓN DE GRADO II? ¿QUÉ CONFIANZA OFRECE EL FABRICANTE?

Contar con una alarma con homologación Grado II y que el fabricante sea de confianza es esencial.
La  alarma de Grado 2 es lo mínimo requerido por la policía, los juzgados y las aseguradoras para considerar que la alarma cumple con los requisitos y estándares de seguridad.  Estamos hablando de seguridad. Porque al comprar un coche no escatimamos en Airbag y ABS, porque cuando compramos la sillita del coche para un bebé buscamos la más segura, al proteger nuestro hogar o negocio no podemos confiarnos con una falsa seguridad.

 

ALARMA DIY: ¿Tiene detección de inhibición? ¿Tiene doble támper de seguridad? ¿Cumple los requisitos? ¿Tiene el teclado separado físicamente del panel?

Profesional: La detección de inhibición es obligatorio por ley para que una alarma cumpla con grado II así como el  doble támper de seguridadde seguridad que protege los elementos del sistema ante la apertura o el sabotaje. Todos los sistemas de alarma selfcontrol instalados por  cubesystem cumplen con Certificación Grado II que garantizan su funcionamiento y fiabilidad.

2.      LEGALIDAD DE LAS IMÁGENES ALMACENADAS

Cuando se instala un dispositivo que almacene imágenes (cámaras, grabadores, detectores de imágenes, teclados o accesos controlados) estarás obligado por Ley a dar de alta el sistema en la Agencia Española de Protección de Datos.

Cuando te venden esta alarma no te informan de este requisito legal, ni mucho menos te lo tramitan. Tampoco proporcionarán una placa disuasoria e informativa debidamente homologada y acorde con la RGPD, que indique el nombre de la empresa instaladora.

Alarma DIY: ¿Qué harás en el caso de un robo? ¿Sabes que las imágenes podrán ser no admitidas como prueba en un juicio al no estar legalizadas? ¿Qué calidad de imagen tienen las imágenes obtenidas por los fotovolumétricos?

Profesional: Un instalador profesional debe darte de alta en la Agencia Española de Protección de Datos todos los sistemas que incorporen algún tipo de cámara. En  cubesystem, lo hacemos. Con un sistema legalizado, las pruebas obtenidas tendrán la validez que realmente precisas. Porque una alarma no sólo sirve para reducir la probabilidad de robo, sino que además ha de servir para facilitarte los trámites en caso de que este se produzca.

3.      INSTALADORES HAY MUCHOS, PROFESIONALES SOMOS POCOS

Como decíamos, hay mucho “vendedor de humo”, en todos los sentidos de la expresión. Tu electricista o tu informático, no tienen los conocimientos y la experiencia para instalar la alarma en las condiciones óptimas para las que está pensada.

Alarma DIY: Con la alarma DIY el instalador eres tú o alguien sin conocimientos. Instalar una alarma en las condiciones adecuadas va más allá de enchufarla. ¿Tienes los medios necesarios para instalarla? ¿Sabes a qué altura debes instalar los detectores para su funcionamiento óptimo? ¿Conoces cuales son los retardos de entrada y salida que debes ajustar?

Profesional: Cuando pagas la instalación de la alarma, no estás pagando sólo el desplazamiento del instalador, estás pagando sus conocimientos, experiencia y no menos importante su asesoramiento. El instalador te realiza en base a sus conocimientos un proyecto de instalación, indicándote exactamente dónde va a instalar los detectores y porqué. En  cubesystem partimos de sistemas homologados grado II, pero si consideramos que nuestros clientes necesitan elementos de detección adicionales se lo hacemos saber. Un autentico profesional no te vende e instala una alarma, un autentico profesional te instala la alarma, pero lo que realmente te está vendiendo es sus conocimientos y su experiencia para que puedas tener tu hogar o negocio adecuadamente protegido.

4.      ¿TIENES LOS CONOCIMIENTOS TÉCNICOS NECESARIOS?

¿Sabes cómo y dónde debes instalar los diferentes dispositivos para garantizar la detección? ¿Y para garantizar la comunicación de la alarma en caso de intrusión? Instalar una alarma va más allá de seguir unos pasos de configuración. Sólo la formación te puede decir cuáles son las necesidades reales de una vivienda o local, dónde instalar los elementos y cómo configurarlos de forma eficiente.

Alarma DIY: Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Tienen doble tamper de seguridad? Si la respuesta es no, estás desprotegido ante sabotajes.
  • ¿Tiene el teclado independiente de la central? Si no lo tiene tu alarma es vulnerable
  • ¿Cuenta con detección de inhibición? Si no cuenta con ello estarás desprotegido ante los inhibidores.
  • ¿La alarma de esa gran ferretería cumple Grado II? Si no es así, te la desaconsejamos.
  • ¿Sabes cuándo ha dejado de funcionar un detector? ¿Y cualquier otro sensor? Sin software de gestión bidireccional, estas expuestos a fallas de funcionamiento sin darte cuenta de ello.

Estos son sólo algunos ejemplos de una lista muy larga. ¿Seguro que tienes los conocimientos necesarios para hacer una instalación impecable?

Profesional: un profesional no sólo sabe como configurar tu alarma, tiene que tener también conocimientos complementarios: dominar todos los sistemas que instala, redes y routers, protocolos de comunicación… Además de estar al día en cuanto a todas las actualizaciones y novedades del software de cada sistema que instala.

5.      SOPORTE

Siguiendo en las alarmas suministradas por grandes superficies, al no tratarse de profesionales del sector, muy seguramente no podrán dar más soporte que el de reponer el aparato si este ha venido defectuoso de fábrica. Es decir, soporte técnico cero.

Alarma DIY: Al no pagar un mantenimiento, ¿Qué sucederá cuando tengas una avería? ¿Quién acudirá a solucionarla? ¿Cómo sabrás siquiera dónde se está produciendo la avería sin las herramientas de diagnostico? ¿Y si se produce una avería silenciosa te enterarás siquiera que estás desprotegido?

Profesional: El pago de un servicio de mantenimiento es que un profesional acudirá a solucionar la avería. Realizando un diagnostico del sistema, localizando el problema y solventándolo. Un autentico profesional cuenta, además, con el deber de consejo de informarte sobre cómo mejorar o complementar las funcionalidades de tu sistema.  Estás comprando un servicio de solución de incidencias, supervisión bidireccional del sistema, alertas ante fallos en el software, un desplazamiento de un técnico, soporte de manos remotas, conocimientos y experiencia, legalidad y la confianza de una empresa que cumple las normativas vigentes. ¿Todo esto te lo puede dar una alarma DIY?

6.      REPUESTOS Y COMPLEMENTOS ESCASOS

Aunque compremos una alarma en una gran superficie, este tipo de negocio no se dedica a este sector, hoy tienen el aparato y sus accesorios, pero… ¿Durante cuánto tiempo? En caso de querer ampliar el sistema el año próximo o dentro de tres años ¿Encontrará lo que necesita fácilmente?

Alarma DIY: Volvemos a lo mismo, ¿Los perféricos cuentan con los elementos de autoprotección adecuados? ¿Su teclado viene separado del panel central? ¿Tiene cobertura inalámbrica suficiente para comunicarse con los dispositivos? ¿Cuenta con una doble vía de comunicación (ADSL, GPRS? ¿Te incluyen las actualizaciones de software y firmware de por vída? ¿Te dan garantía sobre el equipo? Quizás deberías preguntarte ¿Por qué es tan barata? ¿Realmente va a protegerte?

Profesional: un autentico profesional sólo te instalará un sistema homologado mínimo de Grado II con detección de inhibición, doble támper de seguridad y doble vía de comunicación entre muchos otros medios de autoprotección del sistema ante sabotajes. Un profesional de verdad nunca te instalará una alarma cuyo teclado esté incorporado al propio panel. Si destrozas el teclado, destrozas el panel y no habrá comunicación ni salto de alarma. Un autentico profesional siempre protegerá el panel de alarma con un detector inmediato para garantizar la comunicación. Un instalador profesional tendrá en cuenta estas y otras precauciones para que tu alarma sea eficaz, como instalar sistemas que den garantía de repuestos hoy y el día de mañana.

7.      OBTENCIÓN DE PRUEBAS VISUALES

Los principales motivos para instalar una alarma es el conocimiento de que se está produciendo una intrusión, disuadir al ladrón y la obtención de pruebas visuales. Las pruebas visuales son imprescindibles para denunciar un robo o para notificarlo a tu compañía de seguros.

Alarmas DIY: La mayor parte de estas alarmas DIY no cuentan con captura de imágenes y las que lo tienen, les faltaría un requisito de la mayor importancia: la legalidad. Una imagen obtenida a través de un fotovolumétrico no dado de alta en la RGPD puede ser invalidada fácilmente como prueba ante un tribunal,  y muy seguramente tu compañía de seguros no te la acepte ante una reclamación por robo. Otros factores a tener en cuenta es la calidad de las imágenes y la accesibilidad a las mismas.

Profesional: una alarma profesional tiene que obtener imágenes con una resolución mínima aceptable, en color, con oscuridad total. Han de ser dispositivos legalizados dados de alta en la Agencia Española de Protección de Datos. Y por supuesto darte el total control y acceso a estas imágenes. Porque son tus imágenes. Los sistemas selfcontrol de  cubesystem te dan todo el control del sistema, incluso permitiéndote pedir imágenes a demanda, aun sin que se haya producido una intrusión. Porque, repetimos, creemos que tus imágenes son tuyas, la alarma es tuya y tu deberías recibir toda la información y tener todo el control en tu mano, sin intermediarios.

8.      LICENCIAS, SOFTWARE, HARDWARE ESPECÍFICO Y ACTUALIZACIONES

Los sistemas de alarma autogestionados precisan de software de gestión (APPs) que gestionan las alertas y comunicaciones a través de los servidores propios del fabricante de cada sistema de alarma. Solo una empresa consolidada de alarmas a nivel mundial puede garantizar que sus servidores seguirán operativos con el trascurso de los años, que el sistema instalado no dejará de comunicarse con tu smartphone. Esto es algo que ningún fabricante sin reconocimiento puede garantizarte, como el de la alarma.

Alarma DIY: En muchas ocasiones para la instalación, las alarmas requieren de hardware y software especifico para su instalación y configuración. Que el fabricante no te regalará, con lo cual. ¿Realmente crees que te sale más barato?

Profesional: para los profesionales, el software y el hardware específico para la instalación y configuración de los sistemas de alarma, son herramientas de uso diario. A esto hay que sumarle la capacitación del uso de todas las herramientas y la supervisión periódica y constante de las actualizaciones recomendadas por el fabricante, y no menos importante: ¿Por qué son necesarias estas actualizaciones? y ¿Cómo deben ser realizadas?

CONCLUSIÓN

En resumen,  “Lo único que es realmente barato es aquello que a la larga no te saldrá caro.” Instalar una alarma DIY es exponerse a instalar un equipo ineficiente, de forma inadecuada y sin garantías legales y de protección.
Una alarma es una inversión en calidad de vida, ¿En serio vas a poner en riesgo tu seguridad, la de tu familia y la de tus bienes? Puedes tener una alarma con todas las garantías y realizada por un profesional.
Si necesitas asesoramiento sobre cómo proteger de verdad  tu hogar o negocio, de forma profesional, con el mejor servicio técnico, que trabaja con primeras fabricantes de primer nivel mundial, que cumple todas las normativas, que además te realiza el alta de la RGPD, no dudes en ponerte en contacto con  cubesystem a través de nuestra web.

 

Utilizamos cookies propias y también de terceros para garantizar el correcto funcionamiento de nuestra web, elaborar analizar los hábitos de navegación de nuestros clientes de las páginas visitadas. Eso nos permite mejorar nuestros servicios, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación con terceros. Si pulsa ACEPTAR, consiente el uso de cookies. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos GRATIS

    Te llamamos




    O llámanos al 986 955 001